lunes, 22 de septiembre de 2014

MADE IN USA: Joe





"Joe se estrenó en las salas españolas precedida por apenas ruido. La película tiene el sello profundo de su director, David Gordon Green, con un elevadisimo número de localizaciones exteriores y su crudo retrato de la sociedad rural norteamericana. Por otro lado, parece ser el último intento de Nicolas Cage por dar una énesima vuelta de tuerca a su carrera, esta vez inclinándose por el cine independiente. 
Sin embargo, no pocos han alabado su interpretación en esta película, que tachan de contenida pero poderosa. Para un servidor Nicolas Cage siempre será Nicolas Cage. Ni ardo en pasión ni me provoca urticaria. Me deja tibio, sin mas. Y lo mismo me ocurre con su papel en "Joe" por mucho que algunos se deshagan en halagos. Sin embargo, el verdadero milagro interpretativo de la película corre a cargo del tándem Sheridan-Poulter. Padre e hijo en la historia de segundas oportunidades y autosuperación que nos quiere vender Gordon Green, estos dos personajes resultan tan verosímiles que duelen.



 El espectador sentirá rápidamente la empatía por el hijo, maravilloso Tye Sheridan (el árbol de la vida). Sus ganas de vivir, de encontrarse consigo mismo y de dejar atrás la amargura de un padre constantemente borracho que le maltrata a él, a su madre y a su hermana, contagiarán con entusiasmo prácticamente a cualquiera. El personaje que encarna Gary Poulter, un vagabundo de Austin (Texas) que no volverá a actuar frente a una cámara pues murió en las calles un mes después de que se acabase de rodar la película, remueve las tripas con tal fuerza que es difícil olvidarlo. Aderezada con un guión que, si no resulta de pata negra, al menos fluye con cierta gracia, "Joe" se deja ver bastante bien sobre todo por quienes con tal de ver algo que huela a independiente rebajan su nivel de expectativas. 


NOTA: 6

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada