domingo, 5 de octubre de 2014

Caminando entre las tumbas



Matt Scudder, un expolicía de Nueva York, trabaja como detective privado a pesar de que no tiene licencia, Cuando accede a regañadientes a ayudar a un traficante de heroína a cazar a los hombres que secuestraron y asesinaron brutalmente a su esposa, descubre que no es la primera vez que esos hombres han cometido ese tipo de crimenes. Entonces decide recorrer las calles de Nueva York para detener a los asesinos antes de que vuelvan a matar.

Scott Franck adapta la novela de Lawrence Block, esto ultimamente se está convirtiendo en una epidemia a escala general en Hollywood. No sé si es por la escasez de ideas o porque los libros contienen más sabiduría que muchos de los guionistas. El caso es que lo han vuelto a hacer, esta vez nos encontramos ante un film "pulp", podría ser pulpo porque se enreda a tu mente y no te deja ir, pero va a ser que no.
Cómo pasa muchas veces cuando el entusiasmo que siento por el cine decae, me dispongo a repartir leña a diestro y siniestro. Cuando descubro que el director forma parte del elenco de dirección en series como "Sensación de Vivir" y "Melrose Place", series que he visto fruto de mi adolescencia. Confieso que no he podido volver a hacerlo.
Un halo de misterio se apodera de mi ser, lógicamente el director, como yo, ha sufrido una evolución. Me quedaré con su último trabajo serio "the lookout" donde cosecho uno de los preciados premios en los Independent spirit Awards como "mejor ópera prima".

La atmósfera creada es la justa y su tono oscuro la embriaga pero no emborracha con ese néctar de acción y trama hiladas. Es justo ahí donde la historia pierde fuelle y se convierte en excesivamente larga,le sobra media hora aunque el director se empeñe en que no sea así. La poca premura y su premeditación me han terminado de ofuscar y desechar una mejor nota que infringirá todas las normas no escritas.
Me parece interesante destacar unos mandamientos que aparecen como si de la biblia se tratara y que le dan al personaje el poder que no posee para darle dignidad al final.
Sé que Liam Nesson se ha convertido en el padre superior de la acción, me podréis llamar nostálgico porque aún recuerdo ese fantástico personaje en la genial "Lista de Shindler. Desde entonces "Liam" y esto va dedicado a ti, tengo la sensación de que por un puñado de dolares has vendido tu talento. Y entre tú y yo "Nesson", tú no naciste siendo Bruce Willis. Empuñas el arma como nadie, pero la velocidad de tus movimientos es la de la cámara, no la de tu cuerpo. ¿Adoleces miedo a un personaje que te dignifique?

Después de mi oda a "Liam Nesson" os digo alto y claro, si es domingo no tenéis ganas de pelis de serie B y os apetece una cinta de poco recorrido, pero bien hecha, esta es la recomendación. Si por lo contrario tenéis un poquito de gusto, no hagáis como he hecho yo, caer en la tentación.

NOTA: 5,5
LO MEJOR: Liam Nesson es la caratula del film
LO PEOR: Previsible,lineal y en ocasiones acompañada de bostezos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada