domingo, 12 de octubre de 2014

MADE IN USA: Las Tortugas Ninja





Tras el visionado de Las Tortugas Ninja, salgo del cine con una sensación agria. Pocas cosas tengo claras, pero una de ellas es que Skype ha puesto pasta. Otra es que no sabía que Pizza Hut era la favorita de mis héroes de niñez, pero ahora ya lo sé. Oigan, podría haber sido peor. Y no voy a ofender a nadie. A juzgar por los créditos iniciales se podría afirmar además que Jonathan Liebesman ('Ira de Titanes') es fan de la aplicación Fruit Ninja y que se ha pasado horas jugando a ella. Desde luego,  lo que no se le ha dado tan bien al señor Liebesman ha sido mantener intacta la imagen que teníamos de Leonardo, Raphael, Donatello y Michelangelo en nuestra memoria quienes crecimos con las tortugas mutantes y cumplir con las expectativas que teníamos puestas en esta película que viene anunciándose a bombo y platillo desde hace algunos meses ya. Los personajes aparecen caracterizados sin mucha gracia pero con demasiado músculo, con caparazones exageradamente grandes y hacen poco más que repartir tortazos a diestro y siniestro y decir chorradas.


 Por no hablar del maestro Sprinter, quien en otro tiempo fuera poderoso y venerable, aquí convertido en un ser repugnante de interminables bigotes, enclenque y sin ningún tipo de carisma. Megan Fox aparece esplendorosamente hermosa, aunque la April O'Neil que la mayoría recordamos tuviera más garra, más periodismo en sus venas y menos dulzura en general. Las imágenes de Nueva York son realmente espectaculares, pero echo de menos más alcantarillas y no tantos rascacielos, más oscuridad y no tanto color. 
No me malinterpreten: la película se mantiene fiel a algunos de los elementos característicos de la historia. Si es usted fan fan fan de Las Tortugas Ninja o de las superproducciones de Michael Bay seguramente disfrutará con esta película. Pero si no, se aburrirá soberanamente porque los cien minutos que tiene de duración se hacen bastante largos cuando uno espera encontrar una vuelta de tuerca, algo original, algún aspecto de la vida de estos personajes que no se haya contado con anterioridad y finalmente se da cuenta con desesperación de que eso no va a ocurrir. Cine vacuo poco agraciado. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada