miércoles, 9 de julio de 2014

Bajo la misma estrella (The Fault in Our Stars)



La vida de Hazel Grace Lancaster (Shailene Woodley) va acompañada de la lucha contra el cáncer, ha conseguido reducir su tumor y con ello alargar unos años su vida. Pero cuando Gus Waters (Ansel Elgort) aparece en un grupo de apoyo para enfermos de cáncer, en la vida de Hazel empieza un nuevo capítulo.

Josh Boone es para muchos un desconocido, su primera película fue "Stuck in Love" traducida en España como "invierno en la playa" (nada que ver), esa fue su primera incursión en la comedia romántica. Sin duda "Bajo la misma estrella " lo ha catapultado al estrellato, poco prodigado en estos menesteres. Basada en la novela de John Green, el cual ha formado parte activa del film,parte fundamental del resultado final. Sus proyectos más inmediatos son Pretenders (2015) y The Stand una novela de Stephen King. 
Ya le han echado el guante los escritores a este joven (35) de Virginia, seguramente sin desmerecer a King carezca de tantas emociones o quizá si,quien sabe.


No os voy a engañar sabéis que nunca lo hago, existía una pequeña posibilidad de que la historia que iba a ver fuera típica historia adolescente a lo "Justin-Selena". Pero como soy un tipo con mucha fe, sabía que la adaptación de un superventas y su escalada a nivel mundial no eran una casualidad.
Cuando mezclas amor, dulzura, ternura, filosofía y sobretodo inteligencia sólo puede salir una película indie con halo comercial. Lo que vendría a ser un "Diario de Noa" moderno
Lejos de estereotipos y etiquetas, os cuento las sensaciones que se fueron sucediendo a lo largo de la historia.
Me gusta su comienzo porque nos recuerda que podemos soñar pero que la realidad es la que es. Acogiéndonos a esa enmienda, Hazel Grace refrenda la imagen de la decepción por una enfermedad que es una losa en tu vida, que te limita y que te ahoga en tus miserias.
Pero como pasa muchas veces aparece alguien que te desmonta tus teorías y abraza tu interior como sólo el amor sabe hacer.
Podemos aceptar la muerte que ese es un tema que se trata con maestría, con su dolor y con su pena pero sin dejar de sonreír. Y algo de lo que muchos se olvidan y es bueno recordar, todo es posible si se quiere.
Lejos del amor juvenil que los personajes encarnan a la perfección, hay un guiño a la vida, las ganas de ser feliz pese a todos los obstáculos.
Un romance creíble y fresco, una enfermedad  dura vista desde la inocencia de quien la sufre.
Como pasa en los films con tanta carga emocional hay una laguna propia del peso de la enfermedad, es un momento en el que no entiendes que pasa, aunque presagies lo peor. Eso amigos es el indicativo de que la novela ha sido bien plasmada, que los ojos de los personajes son los tuyos, eres un lector enfundado en un asiento de un cine viendo lo que  leíste y viste en tu mente. El poder del cine a veces hace acto de presencia y cuando eso pasa, uno sólo tiene que acomodarse y disfrutar.
Amantes de los "shows" en su justa medida, de la realidad y del amor puro ese que como reza el film, hace que no puedas dejar de devorarlo,vayan al cine. Y sino tienen esa oportunidad, disfruten de la versión original cuando sea el momento,merece la pena.

NOTA: 7,5
LO MEJOR: Ha nacido una estrella: "Shailene Woodley",intensa y sensible.
LO PEOR: Que sea "vilipendiada" con la etiqueta de pastelosa, nada que ver.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada