domingo, 30 de noviembre de 2014

Trash (Ladrones de esperanza)





Dos niños de las favelas de Rio de Janeiro encuentran una cartera en el basurero donde buscan a diario, pero no se imaginan que este descubrimiento podría cambiar sus vidas para siempre. Cuando la policía aparece para ofrecerles una generosa recompensa, los dos chicos, Rafael y Gardo comprenden que han encontrado algo importante.Deciden recurrir a su amigo Rato, y los tres se lanzan a una  extraordinaria aventura para intentar quedarse con la cartera y descubrir el secreto que esconde.

Andy Mulligan escribió la novela para despertar emociones, tenía claro que no quería contar una historia aburrida de adolescentes, sino un reflejo de la sociedad, con sus luces y sombras. Así nació "Reyes de la basura". Incluso se le llegó a retirar un premio por ser "inadecuada" para los niños. Además de ser rechazada en varios colegios para incluirla en las clases de literatura. Más bombo para una novela que luce y se dibuja de las manos de uno de los mejores guionistas, Richard Curtis. Si a eso, le añades a uno de los mejores directores de Reino Unido, director de la célebre "Billy Elliott"y mi adorada "las horas", entre otras, cóctel perfecto.


Me he convertido en un consumidor acérrimo de cine en en versión original y películas como Trash atestiguan mi más sincero gozo en su visionado.
Después de un trailer que cautiva, quería saber si podía ser participe de la magia del film y en su conjunto lo ha logrado, pese a mis exigencias, logra su propósito, entretener.
Imaginate en las favelas de Rio de Janeiro, dos amigos, buscando entre la basura encuentran una cartera que puede cambiar sus vidas durante un instante o quizá durante mucho tiempo.
Añade policías corruptos que sólo pretenden enriquecerse, pero piensa que tienes ante ti, adolescentes que han tenido que crecer a la fuerza, con los golpes de la vida.
Esos dos mundos chocan, la corrupción y el dinero con la generosidad y la pobreza. Eso es Trash a grandes rasgos.


Una película que pretende que los jóvenes piensen y reflexionen, que la vida de mucha gente no es agradable y bonita, que por sus vidas les conoces. Tándem perfecto el de Rafael y Gardo, uno con su sonrisa llena la pantalla y el otro con su humor endulza la historia.El tercero en discordia Rato, no se queda atrás y es una mezcla de ambos.
No ha sido una emoción constante ni mucho menos, pero me llegan sus personajes y sus vidas en un entorno duro, donde los misioneros estadounidenses, el padre Julliard y su joven asistente Olivia, quizá tengan la clave para encontrar la solución al rompecabezas.


Si algo caracteriza al film es que la acción no decrece que los problemas se suceden y que te mantiene sujeto al asiento sin desazón y con ganas de que la trama se desenrede. Podría ser perfectamente un docudrama,la crisis de valores es algo presente en una sociedad corrupta y eso el film lo refleja de una forma fiel y provoca emociones dispares.
Trash puede que no sea esa historia que cautiva mi corazón, pero si logra que salga del cine con una sonrisa, con ganas de hablar en portugués y de poder ver la vida con la sinceridad que lo hacen ellos. La amistad es pura y sincera, llegando a ser el motor que mueve sus vidas, que convierte la pobreza en riqueza. Que permite que la injusticia en sus vidas se torne en la mejor moneda de cambio, en una sociedad que carece de justícia.
Crítica social y reflexión, que en estos tiempos convulsos nunca viene mal.
No busquéis excusas para no verla, yo os he dado motivos. El lenguaje de los sentimientos es universal y eso en la gran pantalla, es un tesoro.


NOTA: 6'75
LO MEJOR: El reflejo de Brasil, sin resquicios de maldad, con mucha verdad y un genial Martin Sheen
LO PEOR: Que la realidad muchas veces supera la ficción

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada